183 reproducciones
Basant. La fiesta de las cometas
Dirección

Andres Antebi

José González Morandi

Pablo González

Eva Serrats

País

España

Pakistán

Año de producción

2007

Duración

60 min.

Universidad / Institución

Universitat de Barcelona

Investigación

Andrés Antebi

Pablo González

Traducción

Shafqat Ali Raza

Fotografía

José González Morandi

Producción

Javid Mughal

Edición

Andrés Antebi

Eva Serrat

Sonido

Raúl Lucea

Productora

ARDFP

Fotoleve Productora

Colabora

Casa Asia Generalitat de Catalunya (Departament d’Immigració)

Fecha archivo

19/11/2007

La fiesta del Basant (palabra que significa “primavera” en sánscrito) se celebra sobretodo en la zona del Punyab, que marca el inicio del buen tiempo. La fiesta originaria de la India, es especialmente importante en Lahore, capital del Punyab y segunda ciudad del Pakistán.

Este día, la principal actividad es el despegue de miles de cometas de papel, convirtiéndose en los protagonistas de la fiesta. Los hombres, tanto los pequeños como los adultos, construyen ellos mismos o compran las cometas de papel de todos los tamaños, colores y formas, que harán volar desde los terrados de las casas. Pero la principal característica del Basant de Lahore, son las improvisadas competiciones entre cometas que se organizan. Las cometas del Basant son guerreros que luchan por el control de un trozo de cielo. El arma de las cometas es el “maanjha”, el hilo preparado con una pasta de arroz y fragmentos de vidrio pegados para ser el arma que cortará el hilo de la cometa más próxima. Cada éxito, cada rotura del hilo de un enemigo, es celebrado con el grito de “bo-kata”, la danza Bhranga y el sonido de los tambores.

A pesar del éxito absoluto de participación, la fiesta no cuenta con el beneplácito de las autoridades religiosas islámicas, que la ven como una fiesta pagana originaria de países hindúes. Además, la consideran una fiesta que propaga los valores occidentales. Según ellos una buena prueba de ello es el hecho de que, aprovechando la popularidad de las competiciones, muchas grandes multinacionales se han sumado a las celebraciones, regalando cometas con publicidad de sus marcas.

Este año la fiesta se ensombrece por la televisión y la prensa, llenas de noticias sobre los accidentes mortales, que como cada año, ocurren durante los días del Basant: motoristas accidentados con los restos de los hilos que acaban colgando entre calle y calle, heridos por las balas perdidas que se disparan al aire para celebrar el corte de la cometa vecina. Niños persiguiendo una cometa se electrocutan o caen de una terraza, cortes constantes de luz ya que los hilos de las cometas provocan averías en la caótica red eléctrica de la ciudad. Lahore tiene más de nueve millones de personas y durante las semanas que se vive la preparación de la fiesta Basant, cada año, mueren unas nueve personas.

Estos hechos llevan al gobierno a dudar entre prohibir o no la fiesta. Si la prohíbe haría callar a la oposición y a sus medios afines que le acusan de no tener en cuenta las víctimas y mano dura con aquellos que fabrican el hilo ilegal, celebrando con altos riesgos la fiesta. Pero por el contrario, provocaría un gran descontento y una grave crisis económica a la numerosa cantidad de gente que vive del negocio de la fiesta.

basant poster

0 responses on "Basant. La fiesta de las cometas"

Leave a Message

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivo Antropología Visual